¿Qué es un tríptico?

El tríptico es un tipo de publicación muy especial. Como su propio nombre indica, es una publicación que tiene tres palas. Todas las publicaciones que contengan más de dos páginas (lo que sería un folio a dos caras), tienen que tener cuatro páginas o múltiplos de cuatro. Esto se debe a que la construcción de una publicación paginada se basa en el plegar por la mitad un papel de un tamaño determinado. Si quiero unas páginas de tamaño DIN A4, lo que se hace, es plegar por la mitad un DIN A3. Lo mínimo que me da son 4 páginas: dos por una cara y otras dos por la otra.

Lo que tiene el tríptico de especial es que, en lugar de plegar por la mitad una hoja para conseguir dos páginas por cara, hacemos dos plegados de tal forma que dividimos la hoja en tres partes. De este modo conseguimos tres páginas por cara, en total seis páginas… ni cuatro… ni múltiplos de cuatro.

El tipo de plegado puede ser envolvente (lo más normal) o en acordeón (como en zeta).

¿Porque hacer un tríptico?

Generalmente, los trípticos y dípticos suelen utilizarse para fines comerciales. Son un formato ideal para que los agentes comerciales puedan dejar al potencial cliente un recuerdo de nuestros productos o servicios sin darle un catálogo demasiado extenso. Y ahorramos en costes, también.

El tríptico proporciona una información razonable para leer y, sobretodo, permite realizar diseños y maquetaciones atractivas aprovechando que cuando lo desplegamos podemos tener en nuestras manos una papel muy alargado.

ejemplo tríptico Veolia

Como digo, se utilizan mucho en eventos, ferias comerciales, masterclass, presentaciones, etc. O acompañando algún dossier de proyecto para informar de algún producto extra relacionado… Es un formato sencillo, con un mínimo empaque, para que el material que entregas no resulte demasiado sencillo.

Los trípticos son un formato ideal para dejar al potencial cliente un recuerdo de nuestros productos o servicios.

¿Qué tamaño elegir?

El tamaño dependerá del uso que se le vaya a dar y de la cantidad de información que necesitamos mostrar. Debido al uso general de ámbito comercial (ferias, eventos, etc) lo más habitual son tamaños fáciles de trasportar, almacenar y utilizar.

100 x 210 mm

Es muy habitual en DIN A4 desplegado, que te deja un tamaño cerrado de 10 x 210 mm. Un material cómodo, escueto y muy apropiado para contactos comerciales rápidos o para aportar información sobre eventos.

cómo hacer un tríptico ejemplo CEMA

210 x 297 mm

Otro ejemplo muy habitual es el formato DIN A4 cerrado. Desplegado tiene unas medidas de 630 x 297 mm. Este formato está más indicado para contactos comerciales más concretos. Te permite utilizar fotos y diseños más vistosos. Por ejemplo en sectores como la educación, cuando se quiere informar sobre algún máster.

Otros formatos

Partiendo del DIN A4 podemos generar otros formatos más estilizados como por ejemplo un tríptico que tenga las palas cuadradas o que sean muy apaisadas. Dependiendo del sector en donde vayamos a trabajar y de la información que queramos incluir merece la pena pensar si queremos variar el formato.

cómo hacer un tríptico ejemplo capilla brihuega

Preparar el contenido

Es muy importante saber qué contenido queremos incluir en nuestro tríptico. Incluir texto es relativamente fácil. Sólo hay que tener cuidado con la cantidad para que no sea demasiado. Debemos conseguir que la persona que vaya a leer nuestro tríptico sea capaz de enterarse de qué estamos hablando con echarle un simple vistazo. Para ello, un buen uso de las jerarquías y los destacados es fundamental.

Como norma general cuando trabajamos con texto:

  • Divide el contenido mediante titulares de rápida lectura y que den una buena idea general de lo que queremos contar.
  • Utiliza frases cortas y claras en los párrafos.
  • Utiliza textos destacados o resaltados para potenciar ideas principales.
  • Usa la negrita, pero no a lo loco.

También hay que tener en cuenta que el contenido tipo imágenes, información en tablas, etc.  puede requerir más espacio y, por tanto, ser definitivo a la hora de elegir un tamaño.

¿Con qué software podemos hacer un tríptico?

Hay gente que lo hará con Office Word de Microsoft… pero mi consejo es utilizar programas más especializados como QuarkExpress o Adobe Indesign.

Diseño y maquetación

Para el diseño, además de contemplar las necesidades de identidad visual corporativa, habrá que contar con algunos recursos y conocimientos para que el tríptico cumpla sus funciones.

Lo primero, echarle un buen vistazo al contenido y plantear un esbozo de la maquetación con papel y lápiz. Esto nos ayudará a hacernos una idea de cómo podría quedar el documento. Aquí podemos ver fácilmente cómo podemos ubicar, por ejemplo, una lista de puntos con párrafos: decidir si encaja en vertical en una pala o si queremos hacerlo en horizontal sobre dos o tres. O cómo ubicar una infografía y los textos que la acompañan para que el contenido quede claro y bonito.

Una vez tengamos el esbozo definido, ya podemos ubicar los contenidos y empezar a generar la jerarquía de textos. Es decir: definir los tamaños para los diferentes tipos de elementos textual como titulares, ladillo, texto general, listas, destacados, etc. En este momento deberías crear los estilos de textos y de carácter (para saber cómo hacerlo y conocer la diferencia entre un estilo y otro visita este tutorial sobre creación de estilos de texto en Indesign).

En esta fase, comprobaremos que las imágenes que elegimos funcionan bien, y desarrollaremos los elementos gráficos que necesitemos como: iconografía, recursos para fondos, etc.

cómo hacer un tríptico ejemplo ESNEDI

Una vez maquetado, es muy importante hacer una impresión de prueba para verificar que los tamaños son los correctos y que el tríptico funciona como esperábamos. También hay que hacer una revisión ortográfica para que no se escape nada (parece obvio, pero es bueno recordarlo).

Por último, antes de preparar los artes finales, hay que verificar la calidad de las imágenes. Que cuenten con 300 ppp de resolución (nunca menos de 240 o aparecerán los típicos diente de sierra) y asegurar que tenemos exportamos el documento con las tintas necesarias (visita este tutorial para crear artes finales correctamente).

Es muy importante hacer una impresión de prueba para verificar que los tamaños son los correctos y que el tríptico funciona como esperábamos.