¿Qué es un arte final?

En este tutorial de indesign vamos a explicar cómo debemos preparar un archivo para enviar a imprenta. El arte final es el nombre que le damos a los documentos digitales que se envían a imprenta para su reproducción en un formato físico. Es esencial saber preparar un arte final para asegurar que su reproducción va a salir tal y como la hemos diseñado.

Una de las características más importantes que deben tener es que no sean archivos editables. Esto no quiere decir que no se puedan modificar… pero el formato de archivo que enviemos a la imprenta no debe ser el original con el que creamos el documento que queremos que reproduzcan.

¿Qué formato de archivo utilizo?

Dependiendo de qué vayamos a imprimir, se pueden enviar diferentes formatos de archivo no editable. Por ejemplo: si queremos imprimir un flyer, podemos enviar una imagen en formato jpg en lugar del psd con el que creamos la imagen. ¿Por qué? Por que de este modo evitamos que el impresor pueda modificar el diseño. Por que no tenga la tipografía, por que sin querer mueva un elemento de una capa… en fin… no es conveniente.

En Indesign, lo ideal es generar documentos en formato PDF para enviar a imprenta ya que tiene la capacidad de combinar elementos vectoriales (como las tipografías) con otros de mapa de bits (como las imágenes jpg).

Qué no debemos olvidar. Checklist para el arte final.

En Indesign tenemos la opción de exportar un documento a formato PDF. Ese documento no van a poder tocarlo en la imprenta para modificar nada, así que tenemos que tenerlo todo bien controlado para evitar sorpresas. No debemos olvidar:

  1. Verificar que el tamaño del documento es correcto.
  2. Verificar que tenemos al menos 3 milímetros de sangre (margen extra por si el corte de la imprenta no sale perfecto).
  3. Asegurar que exportamos a PDF con el mismo perfil de color que teníamos en el espacio de trabajo de Indesign. Lo suyo es hablar con la imprenta y preguntarles para qué perfiles tienen certificación. En Europa son habituales el FOGRA 27 o el FOGRA 39.
  4. Vigilar las tintas. En principio siempre en CMYK a no ser que hagamos una producción con tintas especiales, como PANTONE.
  5. Vigilar que todas las imágenes tengan la resolución adecuada (300ppp).
  6. Y atención para elementos especiales, como las capas UVI o los troqueles, que deben estar creados con tintas planas y sobreimprimiendo.

Exportando a PDF desde Indesign paso a paso.

Una vez que tenemos todo bajo control, la imágenes a la resolución adecuada, no hay ningún texto desbordado, etc. es hora de exportar el documento a PDF para impresión. Se nos abrirá una ventana que nos pedirá que elijamos dónde queremos guardar la exportación. Después tendremos que seleccionar algunos detalles de exportación en una nueva ventana, lo que aconsejamos de manera general sería lo siguiente:

1. Seleccionar el valor de PDF y qué páginas o pliegos queremos exportar

2. Verificar la compresión y calidad de las imágenes

3. Activar todas la marcas de impresora, menos las de sangrado. Revisar tamaño de la sangre.

4. Revisar el perfil de color y asegurarnos que las tintas están como queremos (todas a CMYK a no ser que usemos alguna tinta plana)…

….y le damos a exportar

 

Para finalizar como un pro

Una vez que tenemos todo listo y acabado, empaquetamos el archivo indesign para tener bien ordenado el documento con sus recursos y tipografías necesarios. Importante, generar un archivo de intercambio IDLM para asegurar la compatibilidad entre versiones de Indesign.

 

 

 

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

Podemos ayudarte, somos especialistas en branding y diseño gráfico.
Mira nuestros precios y trabajos. Pídenos presupuesto sin compromiso.

Infórmate

You have Successfully Subscribed!