Hay veces que un cliente tiene claro lo que quiere: un vídeo con mucha gráfica animada. Que sea visualmente espectacular, muy dinámico, y con fotografías e imágenes de vídeo trabajadas e impactantes.

Pero puede pasar que el cliente no tenga claros cuáles son los recursos que hay que utilizar y cuánto tiempo hay que emplear para conseguir el resultado al que apunta -es normal, no tiene por qué saber, no es su trabajo-. Si ese es el caso, a la hora de plantearle un presupuesto, éste quedará muy por encima de las posibilidades que tiene en ese momento.

Cuando esto ocurre, ¿qué hay que hacer? ¿Despedirse amablemente y emplazarle a una próxima oportunidad? ¿Tal vez plantearle otro tipo de proyecto que se adapte mejor a los recursos de los que dispone?

Pues seguramente la segunda opción sería más inteligente que la primera. Y en muchos casos la más acertada. Pero si no fuera así, habría una tercera posibilidad: trabajar con una plantilla de After Effects.

Plantillas de After Effects

Una plantilla de After Effects puede convertirse en la solución para este tipo de proyectos. Para que os hagáis una idea de lo que estamos hablando aquí podemos ver un vídeo donde nos enseñan distintos tipos de plantillas acorde a su función o temática.

 

Las plantillas de After Effects contienen ya una gráfica prediseñada, con placeholders y textholders preparados para incluir las imágenes, vídeo o el texto que tú quieras (lo más usual es que para el material audiovisual adicional utilicemos un banco de imágenes). Además, lo normal es que se puedan también customizar tipografías y colores. Lógicamente tienes que saber manejar After Effects para poder manipular la plantilla.

Muchas de ellas te vienen con tutoriales de uso, pero es cierto que cuánto mayor sea tu destreza usando el After Effects mayores serán tus posibilidades de superar esos tutoriales y alcanzar mayores cotas de customización.

Principales ventajas del uso de plantillas

  • Ahorro en tiempo y costes. Al estar la gráfica ya diseñada y la animación hecha, se ahorra mucho tiempo en la producción del contenido, lo que implica también que el precio sea más económico para el cliente.
  • Gran variedad de plantillas. En los bancos de imágenes podemos encontrar infinidad de plantillas: corporativas, para presentaciones, slideshows, de producto, de proyectos, de temática navideña… Las propuestas, estéticas y gráficas, también son muy variadas y hay para todos los gustos.
  • Posibilidades de personalización. En tipografías y colores, como comentaban arriba. Pero a veces también en el orden en el que aparecen las pantallas, o en las más personalizables, se puede incluso jugar con la colocación de algunos de los objetos.
  • Buen resultado. El vídeo terminado suele ser de una calidad alta, con imágenes  y animaciones muy vistosas.

Desventajas del uso de plantillas

  • Personalización limitada. Aunque más arriba hemos dicho que hay margen para personalizar algunas cosas, también debemos de ser conscientes de que esta personalización tiene sus límites: el estilo o los diseños en las animaciones, por ejemplo.  La plantilla al final es, en buena medida, una cuestión de saber hacer una buena adaptación.
  • Propuesta creativa más limitada. Hay que contar con que la idea y el guión que podemos plantear, y los mensajes que se pueden lanzar, vienen muy determinados por la plantilla que elijamos. Por eso, en preproducción, es importante tener las ideas claras para poder hacer la elección que mejor se adapte a la comunicación que queremos lanzar. Nuestro campo creativo estará, por tanto, acotado a lo que la plantilla de After Effects nos dé.
  • Ausencia de exclusividad. Como es lógico, al estar estas plantillas en el mercado, a disposición de todo aquel que quiera hacer uso de ellas, nuestro vídeo final nunca tendrá un sello o una personalidad exclusiva. Y existe el «riesgo» de que haya vídeos por ahí muy parecidos al nuestro. Una forma de minimizar esta posibilidad, es gastar un poco más de tiempo en la selección para encontrar buenas plantillas que no estén dentro de las más vendidas o las más populares.

    Si para tu cliente la exclusividad es una condición sine qua non tendrías que descartar el uso de plantillas y decantarte por una solución con animaciones a medida.

Aquí, como ejemplo, os dejamos uno de nuestros vídeos hechos a partir de plantilla. En este caso con grabación en la localización del cliente.