Audio Branding o Branding Sonoro | ¿Qué es? | Agencia WAKA

El audio branding, también conocido como branding auditivo, branding acústico, sound branding o sonic branding, hace referencia a la disciplina que se encarga de la generación de universos sonoros para las marcas. Es decir, son todos aquellos sonidos específicos que están conectados a una marca y que forman parte de su identidad. Estos puede ser efectos de sonido, melodías, voces, canciones, etc. Esta especialidad persigue el uso estratégico y consistente del sonido para aumentar la equidad y valor de las marcas.

El audio branding es fundamental para marcas que trabajan formatos audiovisuales de comunicación y canales como la televisión, el vídeo online, la radio o los podcast; pero también es muy interesante para aplicar en otros canales como el digital, el telefónico, o en los propios puntos de venta (tiendas, restaurantes, hoteles, oficinas, etc).

Qué elementos forman parte del audio branding

  • El audio logo: también denominado como logo sonoro, son notas musicales que acompañan la animación de un logotipo. Debe ser corto, conciso y fácil de recordar.
  • El jingle: también denominada como canción de marca o canción corporativa.
  • Sonido de espera telefónica: hilo musical específicamente compuesto para usarse en las llamadas en espera de los clientes.
  • Brand soundscapes o paisaje sonoro de marca: es una pieza de sonido compuesta para usarla en futuros entornos y eventos como fondo sonoro para presentaciones en espacios como hoteles, centros comerciales, etc.
  • Voz de marca: también denominada como voz corporativa, es una voz concreta y memorable que la marca usa en todas sus comunicaciones orales en un periodo largo de tiempo.
  • Paleta sonora digital: sonidos de la marca específicos para el entorno online.
  • Audio producto: el sonido que provoca el propio producto al usarse.

Ventajas

El branding sonoro, busca construir una experiencia consistente de marca en el ámbito sonoro aprovechando un sentido (el auditivo) generalmente poco explotado por la mayoría de empresas. Aunque no es una disciplina nueva (ni mucho menos); sí es un área que está en cierto auge en los últimos años. Estas son algunas de sus ventajas:

  • Diferenciación y reconocimiento. Una marca que se asocia con un sonido, una voz o una música, gana a la hora de ser reconocida por sus públicos.
  • Gran capacidad para evocar emociones y sentimientos; y vincularlos a tu marca.
  • Recuerdo de marca. Numerosos estudios psicológicos han demostrado que los sonidos están fuertemente asociados con la memoria y el recuerdo de momentos especiales.
  • Ayuda a captar atención de la audiencia. Por lo tanto es una palanca para aumentar la notoriedad y la efectividad de tus campañas.
  • Ayuda a comunicar valores y sensaciones.
  • Además, los efectos sonoros también pueden ser un elemento de usabilidad. Es decir, el audio branding puede contribuir a generar una experiencia de marca más rica y completa.
  • Fomenta la cercanía y el sentimiento de pertenencia. Frente a otros elementos que forman parte de la identidad de marca, el audio branding trabajado de manera consistente en el tiempo, puede contribuir a profundizar el impacto emocional sobre tus clientes. Un ejemplo sería la sensación de familiaridad que nos inspira la melodía de Renfe cuando subimos a un tren; o la sensación de calidez navideña que nos entra al escuchar a los niños de San Ildefonso cantar los premios de la Lotería de Navidad.

Pautas para un correcto uso del audio branding

  • Aplicar metodología. Más allá de la creatividad, existe un componente científico alrededor del mundo de los sonidos y su repercusión sobre el cerebro humano. Elementos como el tono o el ritmo, son fundamentales a la hora de transmitir una sensaciones u otras.
  • Ir más allá de las melodías o jingles. Para construir una identidad sonora propia, hay que abordar todo tipo de sonidos relacionados con la experiencia de marca. Un ejemplo muy interesante es el efecto sonoro que acompaña a la aparición de la N al inicio de cada capítulo en Netflix.
  • Buscar la memorabilidad. Los elementos sonoros que se creen deben ser suficientemente diferenciales como para que sean reconocidos como exclusivos de la marca.
  • Ser coherente con el resto de la identidad de marca. El audio branding debe integrarse como un elemento más de la identidad; y por lo tanto debe estar alineado con el resto de elementos que la componen (identidad visual, logotipo, identidad verbal, etc). Antes de comenzar a construir tu marca con sonido es vital tener claro cómo quieres transmitir tu propia marca. La experiencia de marca deberá ser congruente y uniforme en todas sus expresiones para que contribuya a fijar su imagen en el posicionamiento objetivo que se pretende.
  • Constancia. El elemento repetitivo cobra especial importancia en este esta disciplina de branding. Mantener la misma identidad sonora de forma prolongada en el tiempo es fundamental para que vaya calando.
Volver al glosario
Agencia de Branding

Somos una agencia de branding. Todos nuestros proyectos tienen algo en común: la creatividad y la estrategia. Contáctanos si tienes un proyecto o si te gustaría saber más sobre nuestro método de trabajo.

Conócenos