Muy buenas amigos, debido a nuestra larga experiencia en el asunto, en Waka conocemos muchos trucos y formalidades que convierten una página web corporativa en la herramienta perfecta para potenciar la llegada de nuevos clientes, sea cual sea tu sector profesional. Si no eres diseñador, ni sabes muy bien cómo meter mano al contenido de tu web, este es el post perfecto para tí.

Obviamente no te recomendamos que dejes el diseño de la web de tu proyecto a alguien que no se dedique profesionalmente a ello, porque probablemente cometerá errores que no ayudarán en absoluto a que tu imagen online sea lo suficientemente profesional. Pero este post sí te puede ayudar a pensar cómo quieres que sea tu próxima página web.

Sin más dilación, vamos a ver algunos factores clave con los que distinguir un diseño web bien enfocado. También veremos los errores más comunes a la hora de crear una página web corporativa. Todo esto para que tengas los fundamentos necesarios a la hora de enfrentarte a la ardua tarea de diseñar el contenido para una web.

Estructura y ordena el texto

Si hay algo cierto, es que poca gente sabe más de tu negocio que tú mismo. Por tanto, seguramente serás la persona idónea para la redacción del contenido. Si cuentas con el apoyo de un profesional en comunicación, la tarea te será más sencilla y, seguramente transmitirás de forma más clara y enfocada tu mensaje. Pero si tienes que crear el contenido por tí mismo, te recomendamos varias cosas:

Escribe un texto sencillo

Con lo rápido que va el mundo, hoy en día nadie se para a leer contenidos. Tenemos más que comprobado que el usuario pasa por la web echando un vistazo rápido y, sólo si tiene un enorme interés en el tema, hace el esfuerzo de leer en detalle tus textos. Si no se lo ponemos fácil (y ese contenido es engorroso), el posible cliente durará navegando en tu web menos que un submarino descapotable.

Rompe el texto

Intercala las masas de texto con imágenes. Crea citas que destaquen, títulos, enlaces… Introduce banners con mensajes sencillos que inviten a la interacción, etc. Quien quiera verdaderamente leer todo el texto de tu página web corporativa, lo va a buscar (por eso no te preocupes). Sin embargo, quien no esté muy interesado en leer el texto de manera exhaustiva, va a ver dinamismo en el contenido y, por tanto, su experiencia al navegar por la web será más amena.

Los píxeles son gratis

Los convencionalismos en web varían muchísimo. Depende en gran parte de la tecnología con la que se visualizan. Hace mucho tiempo, lo usual era encontrar todo el contenido de una página web corporativa accesible desde una misma pantalla (esto quiere decir que el usuario no tenía que hacer scroll para acceder a todo el contenido).

Sin embargo, en los tiempos que corren, con la rotundísima llegada de los dispositivos móviles para visualizar contenido, se ha normalizado el uso del scroll vertical por encima del clic. Es mucho más fácil para el usuario deslizar el dedo por la pantalla que clicar y cargar una nueva página. De hecho, los expertos hablan del clic para visualizar contenido en dispositivos móviles como algo “doloroso”.

Por tanto, no temas crear páginas muy verticales, o dejar bastante espacio entre contenidos; es mucho más natural para el usuario acceder al contenido de esa forma.

Deja que tu web respire.

Guía al usuario hacia la luz

En temas de web existe un término que se utiliza mucho: “la conversión”. No se trata de nada religioso, si no del simple acto de conseguir que un simple usuario pase a convertirse en cliente. Esto quiere decir que contacte, rellene un formulario, descargue un contenido, o que compre uno de tus productos.

Es decir, que acabe haciendo exactamente lo que necesites. Para esto hay muchas formas de ayudar al usuario a que inconscientemente se encamine hacia nuestro objetivo, por ejemplo:

Crea banners directos

Como hemos visto antes, el usuario agradecerá ver variación en el contenido. Si en esa rotura, introducimos un mensaje con una comunicación clara y directa que invite a moverse hacia donde tú quieras, perfecto.

Utiliza los colores de forma inteligente

Seas o no diseñador, este consejo es vital: usa un mismo color para los enlaces o botones, o incluso en los banners en los que hay interacción. El usuario entenderá rápidamente su funcionalidad en cuanto lo vea por primera vez, y asociará inmediatamente el color con su función. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad: si tienes ese color en los botones, no lo uses es un elemento no clicable, porque nos cargaremos esto de un plumazo.

Existen muchos estándares y consejos más que, a priori, pueden ser útiles. De momento estos son los básicos para empezar a crear contenidos para tu página web corporativa. Espero que os sirvan de ayuda y que consigáis epatar al usuario con la maravillosa web que potencie tu proyecto.

91 172 7204

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

Podemos ayudarte, somos especialistas en branding y diseño gráfico.
Mira nuestros precios y trabajos. Pídenos presupuesto sin compromiso.

Infórmate

You have Successfully Subscribed!