A pesar del virus Covid-19, tenemos salud y seguimos operativos al 100%


Saber más

Qué es RSC o Responsabilidad Social Corporativa

En la sociedad actual, cada vez se exige más a las marcas. Es por ello que ahora deben ir más allá. Ahora sus servicios y productos deben ir junto a una preocupación por factores sociales como el medio ambiente, la brecha de género, la pobreza o la discapacidad.

Ante esta situación, las marcas se adaptan y deciden fusionar su estrategia de branding con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

¿Cual es el objetivo?

El objetivo principal es ofrecer una experiencia satisfactoria al usuario, diferente a la ya ofrecida por productos o servicios, y relacionarla con la marca. De este modo, las empresas consiguen posicionarse en el mercado como una marca referente, moderna e influyente. Aquellas empresas que apuestan por la Responsabilidad Social Corporativa, están apostando por sus empleados y clientes, por el medio ambiente y por la sociedad en general.

Beneficios de la Responsabilidad Social Corporativa

  • Incremento de la productividad. Gracias a la Responsabilidad Social Corporativa interna, las empresas consiguen satisfacer las necesidades de su capital humano, generando empleados más contentos y productivos e incrementando la retención de los mismos.
  • Mejora de la reputación. Mediante acciones RSC conseguimos que la marca crezca en valor arrojando una imagen positiva sobre la misma.
  • Lealtad hacia la marca. Una marca que apuesta por las personas, comunidades, medio ambiente y sociedad en general, crean un aura positiva que hace que sus clientes vean a la marca con buenos ojos.
  • Consolidación de la marca. Con la mejora de la reputación y de la confianza del cliente hacia la marca, se garantiza mayor sostenibilidad de la misma, ya que se reducen los riesgos que conllevan situaciones adversas.
  • Publicidad gratuita. Una marca bien posicionada en la mente del cliente / consumidor es una marca de la que hablaran bien. Como sabemos, hoy en día las reviews de clientes y consumidores pueden significar el éxito o el fracaso de una marca.

Ejemplos de RSC

Grandes y pymes contra el COVID-19

Ante la llegada del Coronavirus a España, han sido muchas las empresas que han aportado su granito de arena para salir de esta situación lo antes posible.  Las empresas que se están implicando son de diversos sectores: empresas textiles fabricando material de protección, alcohólicas y cosméticas fabricando material desinfectante o el sector hotelero facilitando camas tanto a contagiados como a personal sanitario.

Con estas ayudas, estas empresas están transmitiendo a la sociedad quienes son realmente. Son acciones con las que muestran su nivel de compromiso social en momentos adversos y que la sociedad sabrá valorar.

Este es un claro ejemplo de responsabilidad social corporativa en los tiempos que corren, y estamos seguros que las empresas implicadas en la lucha se verán beneficiadas, ya que habrán conseguido mejorar la percepción de su marca.

 

The Blind Art Proyect

Un bonito ejemplo de Responsabilidad Social Corporativa es The Blind Art Proyect, una iniciativa de la empresa de juguetes Lego. En ella se buscaba que cualquier persona pudiera disfrutar del arte, incluso las que no pueden ver. Esta iniciativa consistía en describir pinturas del Museo Lenbachhaus de Munich a niños invidentes; luego éstos construían con piezas Lego su propia versión. Con esta iniciativa, Lego contribuyó con su granito de arena a que personas invidentes accedieran al mundo del arte.

 

← Ver todo el glosario

Somos una agencia de branding. Todos nuestros proyectos tienen algo en común: la creatividad y la estrategia. Contáctanos si tienes un proyecto o si te gustaría saber más sobre nuestro método de trabajo.

Conócenos