En este post vamos a ver qué es la accesibilidad web, para que sirve, para quiénes está pensada, etcétera.

Qué es la accesibilidad web

Una definici√≥n can√≥nica de accesibilidad web podr√≠a ser ‚Äúel nivel de opciones de uso que tienen de un site las personas con diversidad funcional‚ÄĚ. De esta manera, diremos que una web es accesible si cuenta con opciones para adaptar sus contenidos.

El acceso a los contenidos en un entorno web puede verse truncado para muchas personas. Seg√ļn el usuario, son muy diversas las limitaciones que pueden existir. Vamos a agruparlas en cuatro grandes familias:

  • Visuales: las que est√°n relacionadas con la vista, claro est√°.
  • Motrices: las limitaciones que se relacionan con alguna disfunci√≥n en el aparato locomotor.
  • Auditivas: las que est√°n relacionadas con el o√≠do, como no.
  • Cognitivas: las que pueden afectar a la comprensi√≥n del contenido.

De esta manera, en una web completamente accesible se podr√°n adaptar los contenidos a las distintas necesidades del usuario.

Opciones de una web accesible

Para los usuarios con determinados problemas visuales, deber√°n existir opciones como eliminar los colores, agrandar o disminuir el tama√Īo de los textos, aumentar el contraste o detener los movimientos de los objetos animados.

El usuario también deberá tener capacidad de interacción con el sitio web, acceder a cualquier enlace en el contenido, etcétera, sin la necesidad de usar hardware como el ratón o el teclado, por ejemplo. Es posible que un usuario no pueda pulsar dos teclas a la vez o usar una pantalla táctil, un contenido web accesible debe disponer de alternativas para este tipo de cosas.

La información no podrá limitar a lo escrito, el texto deberá poderse escuchar. Así como la información que se ofrezca a través de audio o vídeos deberá estar subtitulada y/o explicada. Un lenguaje excesivamente técnico o de difícil comprensión supondrá también una limitación para ciertas personas.

Por qué es tan importante la accesibilidad web

Internet es uno de los lugares más democratizados que existen, son muchas las personas que hoy en día tenemos acceso a la World Wide Web.

Esto es maravilloso, porque se ha normalizado la posibilidad de contacto entre personas muy dispares. Hoy en día nos parece normal que un taxista neoyorquino opine sobre una película y un vendedor de frutas en la india le pueda responder en cuestión de minutos, por ejemplo.

También el acceso a la información es en su mayoría universal, esto una democratización de oportunidades de acceso al conocimiento nunca antes vista en la historia de la humanidad. Los humanistas del Renacimiento se hubieran arrancado las barbas a tirones por tener acceso a la Wikipedia.

El problema viene cuando este acceso no está preparado para todos los usuarios. Cuando alcanzamos una meta, aparece otra. Es fantástico que hayamos llegado a este punto, sin embargo ahora lo ideal sería que realmente cualquier persona pudiera llegar. Por eso hacer que una web sea accesible es justo y pertinente.

Cómo hacer una web accesible

No es tarea f√°cil, evidentemente. Siempre es ideal que esto se tenga en cuenta desde un principio, de esta manera el dise√Īo web estar√° enfocado y ser√° construido incorporando los elementos que ofrecer√°n estas opciones.

Si se trata de una web que ya existe y no se ha tenido en cuenta desde el inicio: habr√° que hacer un apa√Īo. Las soluciones var√≠an dependiendo del entorno web en el que la web est√© montada. En la mayor√≠a de plataformas existen plugins y extensiones para hacerlo posible.

Estos plugins no pueden ofrecer una solución completa, ya que en muchas ocasiones, hacer una contenido accesible supone modificarlo de raíz. Sobre todo es fundamental asegurar que las opciones funcionan correctamente y estén integradas de manera accesible (valga la redundancia).

Esta labor puede ser faraónica, dependiendo de la estructura y el tipo de contenidos que tenga la web. Así que la posibilidad de volver a definir la experiencia del usuario y re-hacerla a medida acaba por no ser tan marciana.