Hace poco hemos realizado una serie de vídeos virales para la conocida cadena de restaurantes GoSushing.

Muy valorada por la calidad de su producto, esta empresa estaba en un punto en el que era necesaria una re-definición de su imagen, ya que llevaba mucho tiempo y esfuerzo invertido en lanzar mensajes que en muchos casos apuntaban en direcciones distintas. No tener un objetivo de comunicación claramente definido es contraproducente en la mayoría de estos casos, y era esto lo que le venía ocurriendo a la marca en los distintos canales en los que estaba presente: puntos de venta físicos, papelería corporativa, cartelería publicitaria, redes sociales …

Para resolver esto, durante los últimos meses hemos trabajado en varias propuestas que, como objetivo común, proponían crear una imagen global de la empresa, transmitir un valor sólido. En contraposición al ejercicio de comunicación que habían realizado con anterioridad que, por muy trabajado que estuviera, finalmente transmitía un sensación nada homogénea.

En un segundo plano, también veíamos necesario dotar a la marca de una personalidad mucho más contundente y fresca: hasta ahora la marca había trabajado con una línea de comunicación mucho más naíf diferenciándose muy poco de sus principales competidores.

Los vídeos virales: Las Lecciones del Maestro Osanay

Entre las acciones que hemos desarrollado, se encontraba la realización de una campaña de vídeos virales. El equipo de marketing de la marca, había identificado que sus clientes son gente joven con un uso intensivo de internet y las redes sociales, y sabían que para llegar a ellos se debía buscar una comunicación diferente y que les pudiera resultar lo suficientemente atractiva como para captar su atención. De manera subyacente, la marca GoSushing quedaría embebida en estas historias y se estaría tiñendo de valores para alcanzar su objetivo de unificar la imagen progresivamente.

La idea creativa corre a cargo de WAKA en colaboración con la producción de Oleniok Films. También queremos agradecer la participación del actor Diego Villena que ha dado vida al paciente e ilusionado Juan José.

Contenido de los vídeos

Todo esto en la teoría mola mucho, pero el verdadero punto de valor del trabajo es la realización del contenido real de estos vídeos virales creativos: conseguir un sketch suficientemente divertido

“Fue de gran ayuda la colaboración del equipo de marketing, que pusieron a nuestra disposición todo tipo de facilidades para que nuestro trabajo fuera, en todo caso, mucho más sencillo y grato en su realización.”

De este modo, no tuvimos problema alguno en el uso de sus recursos para que el contenido fuera el esperado. Entre otras posibilidades, existía la de trabajar con el jefe de cocina de la cadena, el Chef Osanay, un señor de edad avanzada y de origen japonés, con un carisma que transmite en todo caso maestría y seriedad, y con una perilla canosa que hace que su imagen se relacione de manera inmediata con la del Señor Miyagi de Karate Kid. Esto último, además de divertido, era una baza a favor ya que disponíamos de un elemento carismático que además podíamos asociarlo a un personaje reconocible para una generación joven pero con cierto grado madurez, que casualmente es el target al que se quiere enfocar GoSushing.

go-sushing-video-corporativo-1

El guión propuesto finalmente plantea un paralelismo más que evidente entre lo que podría ser la relación entre el chef de GoSushing (el Maestro Osanay) con su pinche-aprendiz, y la relación entre el Señor Miyagi y Daniel San (su discípulo en Karate Kid). Tanto es así que nuestro querido Osanay siempre llama “Daniel Sanz” a su pinche Juan José, como guiño a la clásica película.

Las situaciones son divertidas, ya que, el semblante y la actitud seria y solemne de Osanay hace un contrapunto con la llanitud y torpeza de Juan José que finalmente tiene que explotar ante las situaciones absurdas. Esta explosión es el gancho que hace evidente la lección implícita del maestro, algo parecido a la que ocurre en Karate Kid. Osanay se convierte en una persona graciosa y entrañable, y sus lecciones son algo que, tanto por su extravagancia como por su efectividad transmiten sensaciones divertidas y curiosas cuanto menos, y este es el eje central de la campaña de vídeos corporativos: Las lecciones del maestro Osanay.

go-sushing-video-corporativo-2 go-sushing-video-corporativo-3 go-sushing-video-corporativo-4 go-sushing-video-corporativo-5

Cartelas corporativas

Finalmente, y no menos importante, fue necesaria la creación de unas cartelas, las entradillas y los cierres que serían comunes en cada vídeo. En este caso decidimos que su contenido visual fuera puramente gráfico. Para esto elegimos una estética que transmitiera connotaciones muy japonesas, de manera que sería muy consecuente con el producto y la marca GoSushing en general. Una reducción de la gama cromática a rojo blanco y negro, la utilización de ondas concéntricas a modo de olas del mar, un mar de locura hilarante del que sale y entra la imagen del maestro Osanay. Una imagen divertida que introduce los vídeos a la perfección.

Entrada-Gosushing-5

Repercusión de la campaña en la realidad

Como nota de la repercusión la que se puede alcanzar con este tipo de campañas corporativas, cabe destacar que a través estos vídeos se plantea un campeonato de sushi que se llevará a cabo en la realidad. Este tipo de estrategias transversales que parten de una ficción y pasan a involucrar al público, son cuanto menos efectivas, ya que haces partícipe al que en un principio era espectador.

“La agitación que produce es mucho más dinámica, y esto hace que la marca esté presente en la vida del público.”

¿No sabes cómo enfatizar tu imagen de marca y has pensado en realizar vídeos virales o impulsar tu presencia online por medio de marketing de contenidos? No lo dudes contacta con nosotros y te ayudaremos a darle una vuelta a tu imagen.

Por último, os dejamos con una selección de algunos de los vídeos de los que está compuesta la campaña.

 

 

91 172 7204