Lo mismo pero diferente

A menudo, en la Agencia Waka nos vemos explicando a nuestros clientes la diferencia que existe entre estos dos conceptos. También es habitual que pregunten por uno sin saber la existencia del otro. La identidad corporativa de una empresa o de una marca y su identidad visual corporativa parecen lo mismo, pero son algo muy diferente.

¿Qué es la identidad corporativa?

En general, cuando oímos hablar de identidad corporativa (o de imagen corporativa) nos acordamos del logotipo de una empresa, los colores, los membretes y las tarjetas. Pero la identidad corporativa no es sólo eso. Es, de manera especial, todo lo intangible que nos aporta una marca y por lo que nos hacemos fieles consumidores de sus productos. Las emociones que nos transmite y lo que nos proyecta. La identidad corporativa es la imagen que tiene el público de una marca y es la imagen que la marca le hace tener al cliente de si mismo al relacionarse con ella.

“La identidad corporativa, es la imagen que tiene el cliente de una marca y es la imagen que la marca le hace tener al cliente de sí mismo.”

Construir una buena imagen corporativa para una empresa o para una marca requiere un concienzudo trabajo de análisis de objetivos a medio y largo plazo. Requiere de la creación de una estrategia para posicionarse de manera favorable y duradera en la mente de los potenciales clientes. Y requiere de una difusión apropiada para llegar al mayor público posible. Pero sobretodo requiere de la creatividad necesaria para conseguir transmitir emociones.

trabajo-creativo

Es habitual contar con un documento de identidad corporativa donde se expliquen cuáles son los valores y los objetivos de una empresa.

¿Qué es la identidad visual corporativa?

Es la parte tangible, el diseño gráfico, que se hace imprescindible para dotar de coherencia la identidad corporativa. También ayuda a transmitir los valores intangibles.

pincelada

La identidad visual corporativa es el logotipo de una empresa, su anagrama, su color, su tipografía, su página web, sus folletos y todo aquello que nos ayuda a reconocer y a diferenciar una marca de otra. Para que este reconocimiento sea efectivo, es obligatorio el uso de un manual de identidad visual corporativa donde se recogen las normas de uso del logotipo, de los colores, etc. Este manual, de uso interno y externo, explica cómo aplicar el diseño gráfico en los diferentes soportes en los que puede aparecer nuestra marca. No hace falta decir lo importante que es este documento. Sin él, el logotipo de Coca Cola podría aparecer sobre fondo verde en lugar de rojo.

cocacola-verde

La unión de ambos conceptos y la disciplina. La fama cuesta.

Aunque a estas alturas del texto parece obvio el beneficioso uso conjunto de ambos conceptos, no es tan habitual como debería. Por ejemplo, muchas PYMEs carecen de identidad corporativa pero sí tienen identidad visual, y viceversa.

Y es muy habitual que se permitan pequeñas variaciones en el uso de la identidad visual, creando incoherencias que a priori parecen inofensivas, pero que dejan una mala sensación de mediocridad en el usuario.

Es fundamental trabajar la identidad corporativa de una empresa. No sólo hacia fuera, para mejorar la apreciación del público sobre la marca sino también hacia dentro, para que los empleados se sientan satisfechos e involucrados con su lugar de trabajo.

Y es obligatorio contar con una identidad visual corporativa que se aplique de manera coherente y disciplinada para ayudar al público a reconocernos y a identificarnos de entre miles de marcas competidoras.

En Waka aconsejamos atar bien este cabo. Pero sabemos que no es fácil. Hacer las cosas bien requiere de un esfuerzo que no suele ser evidente. Pero que se recompensa con la satisfacción del trabajo bien hecho y la fidelidad de nuestros clientes. Por otro lado, el más mínimo error resulta mucho más llamativo y también suele penalizar más. Como decía mi abuela: “Primero, las cosas se hacen despacito y bien. Después, las hacemos deprisa… y bien.”

 

91 172 7204