“The Big Bulo”

Desde el 26 de febrero hemos podido leer por Internet que Google penalizará a las webs que no estén adaptadas a otros dispositivos o que si no tiene un diseño Responsive no se van a indexar.  En esta entrada os vamos a explicar qué es lo que lo que nos anuncia realmente Google y cómo adaptarse para mejorar nuestras visitas.

El anuncio de Google

Google publicó el 26 de febrero una entrada donde anunciaba que a partir del 21 de abril se pondría en marcha una actualización en sus algoritmos de búsqueda para móviles. Esta actualización pretende ayudar a los usuarios a encontrar sitios adaptados a sus dispositivos cuando están usando esos dispositivos. Esto no quiere decir que tu página vaya a desaparecer de los resultados o que no vaya a ser indexada si no cuenta con un diseño responsive. No va a sufrir penalización. Pero las páginas que si estén adaptadas a dispositivos móviles tendrán más peso para ser mostradas como contenido de mejor calidad y más relevante frente a otra que no sean responsive, pero sólo en búsquedas realizadas desde dispositivos móviles.

“Es aconsejable ir pensando en actualizar tu página web y adaptarla para hacerla accesible desde cualquier dispositivo.”.

Si los accesos a tu página se hacen desde ordenadores de sobremesa o portátiles exclusivamente, no vas a notar esta implementación de los nuevos algoritmos… Por ahora. Porque lo que está claro es que el acceso a la red desde dispositivos móviles a experimentado un aumento importante en los últimos años y, por lo tanto, todos nos vamos adaptando a este nuevo formato. Así que sí que es aconsejable ir pensando en actualizar tu página web y adaptarla para hacerla accesible desde cualquier dispositivo.

¿Qué es el diseño responsive?

El diseño web responsive o adaptativo es una técnica de diseño web que busca que una misma web sea visualizada correctamente desde multitud de dispositivos diferentes sin necesidad de hacer desarrollos individuales para cada tamaño de pantalla o dispositivo.

Hace unos años, el problema de los diferentes tamaños de pantalla por dispositivo se solucionaba por alguna de estas 3 vías:

  • Programación individual de versiones específicas de una misma página para cada uno de los dispositivos que se sirven dinámicamente en función del aparato desde dónde se conecte el usuario
  • Desarrollo de aplicaciones móviles
  • Cambio de dominio (.mob por ejemplo si te conectas desde un móvil)

Hoy en día, gracias al diseño responsive, esto no es necesario. El diseño responsive consiste en redimensionar y colocar los diferentes elementos de una web de forma que se adapten al ancho de pantalla de cualquier dispositivo. Puedes comprobar si una web es responsive desde tu mismo ordenador, variando el tamaño de la ventana de tu explorador. Verás cómo la web en cuestión va modificando su estructura para adaptarse a un tamaño más reducido.

Ventajas del diseño responsive

  • Ahorro en tiempos de desarrollo
  • Mayor uniformidad y consistencia en la experiencia de usuario
  • Evitas la generación de contenidos duplicados
  • Ahorro en horas de mantenimientos técnicos y actualizaciones
  • Favorece un mejor posicionamiento orgánico en buscadores (más aún a partir del 21 de abril de 2015)

Consejos para adaptar tu web a dispositivos móviles

Lo primero que podemos hacer para ver si nuestra web está o no adaptada para dispositivos móviles es acceder a esta prueba de optimización para móviles y escribir en el cuadro de texto el nombre de dominio que queremos comprobar. En menos de un minuto tendremos un informe de qué problemas de adaptación a dispositivos móviles tenemos en nuestra web y pistas de cómo resolverlos.

Otros consejos básicos serían:

  • Evitar software que no sea común en dispositivos móviles

Si muestras videos en tu página web asegúrate de que utilicen tecnología alternativa a Flash, que no es compatible con todos los sistemas operativos.

  • Usar texto que sea legible

Aconsejan un tamaño mínimo de 12 px para configurar las fuentes. Así aseguramos que el usuario pueda leer el texto sin utilizar el zoom.

  • Evitar el scroll horizontal

Debemos adaptar el contenido de nuestra web para que los usuarios no tengan que desplazarse horizontalmente o usar el zoom en dispositivos móviles. El scroll vertical es perfectamente amigable y, por lo tanto, la opción adecuada para reorganizar nuestra página web.

  • Cuidar el tamaño de los botones

Así como colocar enlaces a suficiente distancia unos de otros para que se pueda tocar el enlace correcto fácilmente. Sobre este tema… hay mucho para estudiar. Pero vamos, lo básico es que los botones tengan un mínimo de 48 dp, y que se deje un margen de 8 dp.

Si quieres investigar más te recomiendo esta guía de cómo hacer sitios web optimizados para móviles.

Resumiendo

No debemos alarmarnos si nuestra web no cuenta con un diseño responsive o adaptado a dispositivos móviles. El día 21 de abril se va a seguir mostrando por Internet como hasta entonces.  Pero sí debemos ir pensando en adaptarla si nuestro usuario objetivo es susceptible de acceder a nuestra página web vía móvil. Porque, de lo que no hay duda, es que otras páginas que ya estén adaptadas se verán beneficiadas en el entorno móvil a la hora de ser mostradas como contenido de calidad.

¿Quieres que te echemos una mano para adaptar tu web a móvil? Echa un vistazo a nuestras tarifas de diseño web responsive.

 

91 172 7204