Todo el mundo cree tener buen gusto y sentido del humor

Combinar tipografía parece fácil. Los editores de texto nos permiten elegir de entre las fuentes preinstaladas en nuestro ordenador. Es fácil escoger una que nos guste y usarla para crear una invitación de cumpleaños, un cartel para anunciar nuestro negocio, un Currículum, una carta. En el mejor de los casos, tendremos poco tiempo y decidiremos utilizar la tipografía que viene por defecto. Pero si el momento nos pilla creativos… haremos uso de todas las fuentes de estilo manuscrita o fantasía que encontremos para darle “rollo” a nuestra creación. Lo que creemos que es una obra de arte, es en realidad una caca que no transmite bien el mensaje que queremos hacer llegar. En esta entrada intentaremos dar algunos consejos para ayudaros a elegir y combinar tipografía correctamente.

Lo básico y fundamental

Cuando escribimos algo sobre un soporte buscamos comunicar. Esto está claro. Por lo tanto nuestro objetivo fundamental será que la tipografía que usemos ayude a comunicar, a que el texto se lea, a que se entienda. Es muy normal elegir tipografías demasiado recargadas y efectistas que impiden que la comprensión del mensaje sea lo más importante. Es conveniente usar tipografías que faciliten la lectura y que no provoquen dudas sobre lo que hay escrito.combinar tipografia

La tipografía expresa

Debemos asumir que la tipografía expresa. La misma idea escrita con diferentes tipografías no expresa igual, aunque diga lo mismo. Fijaos en el siguiente ejemplo: en el primer caso la frase es evidentemente violenta. La tipo de palo seco y en mayúsculas transmite un tono elevado, directo y cruel. Sin embargo, la segunda opción con una tipografía más elegante, de lineas curvas y aterciopeladas, consigue que la frase entre más suavemente… casi resulta agradable leerla ;-P

combinar tipografia

De lo correcto en adelante. Elegir y combinar tipografía

Que el lector pueda leer cómodamente y que la tipografía exprese lo que queremos son los conceptos básicos con los que aseguramos que nuestros escritos se presenten de manera correcta al lector. Teniendo esto en cuenta podremos intentar combinar tipografías para hacer más atractiva nuestra comunicación. Ahora podremos añadir estética.

Empezaremos por elegir nuestra tipografía principal. En este punto quizá te interese echarle un ojo a esta entrada, en donde te damos algunos consejos para no cagarla demasiado. A priori, con un buen uso de los tamaños, negritas y cursivas que doten de una jerarquía correcta a nuestros textos, nos bastará trabajar con una sola fuente. Si, además, la familia tipográfica elegida tiene suficientes variaciones (condensadas, negritas, versiones black, etc…) trabajaremos con ella sin problemas. Sin embargo, combinar dos tipografías puede resultar muy satisfactorio. En algunos casos se pueden usar incluso tres. Pero no es aconsejable subir de esta cantidad.

A la hora de seleccionar nuestras tipos, deberemos valorar si vamos a publicar nuestro texto en pantalla o en papel. Hay tipografías que están diseñadas específicamente para leerse en pantalla, como la Verdana. No parece ser la elección más adecuada para una memoria empresarial, por ejemplo.combinar tipografia

También deberemos tener en cuenta si nuestros textos van a ser largos o cortos. Otro ejemplo:  la Garamond es una tipografía diseñada para textos cortos de gran tamaño como los titulares. Si la utilizamos en párrafos deberemos ampliar el interlineado para que los ascendentes y descendentes que tiene respiren correctamente. Palatino, por otra parte, es una tipografía más agradable para utilizar en párrafos.

Cuando vayamos a combinar dos tipografías es interesante que no se parezcan, que sean diferentes. Combinar tipografias con y sin serifa o finas y gruesas suele dar buen resultado.

combinar tipografia gruesa y fina

A modo de procedimiento práctico

  1. Elige la tipografía principal para tus párrafos.
  2. Elige otra que combine para los titulares, subtítulos, etc.
  3. Genera, con texto ficticio, una jerarquía de tamaños de manera armónica y lógica para los titulares, ladillos, párrafos, etc.
  4. Aplica tu elección al texto real.

Un lugar de donde puedes elegir tipografías gratuítas y ver ejemplos de combinaciones es GoogleFonts. Si haces clic en el icono de Pop Out de la tipografía que te guste como principal, se te abrirá una ventana en la que puedes hacer clic sobre la pestaña Pairings que te dará una sugerencia de cómo combinarla con otras tipografías accesibles desde el mismo GoogleFonts. No siempre te ofrece combinaciones acertadas, pero al menos te haces una idea rápida de cómo van a funcionar dos tipografías. Además, tienes también el acceso vía enlace a Typecast, una práctica herramienta online en donde podrás ver cómo combinarán las tipografías que elijas y crear los estilos CSS a golpe de ratón.

¡No te cortes y dinos con qué tipografías has conseguido una combinación exitosa!

 

 

91 172 7204