Sin palabras, así me he quedado durante un buen rato después de ver este proyecto en kickstarter. Una estrella de la muerte, eso si, open source, pues aseguran que todo el software y hardware desarrollado para ello será totalmente abierto.

Por lo visto, en noviembre del pasado año 2012, se hizo una petición en la web de la Casa Blanca para que construyeran una estrella de la muerte que nos defendiera (o que defendiera a los estadounidenses, claro está) de posibles ataques alienígenas, que consiguió la friolera de 34000 firmas de apoyo. Como el gobierno estadounidense esta obligado a contestar a las peticiones que obtengan más de 25000 firmas, pues contestó, pero, para desilusión de los promotores de la petición, la desestimó, no sin razones de peso, como por ejemplo el elevado coste que cifraron en nada más y nada menos que $850,000,000,000,000,000 (no se ni como se lee semejante cifra) cantidad que aumentaría considerablemente el déficit.

El caso es que después de la negativa del gobierno norteamericano a la construcción de la estrella de la muerte, alguien decidió que era una buena idea repartir los gastos de tan colosal empresa a través de la recaudación de “tan sólo” 20 millones de libras. Por el momento llevan recaudados unas unas 140000 libras, sobre todo viendo el plano preliminar para la construcción.

Diseño preliminar estrella de la muerte

Aunque de momento no es más que un diseño inicial, promete. Vamos que con esto sólo puede prometer.

 

91 172 7204