Bueno, esto es una pequeña reflexión tras ver el maravilloso programa de Jordi Evole, “Desobedientes en SALVADOS”

Desobediencia civil

Se define como el acto de NO acatar una norma que se tiene obligación de cumplir.  Es la oposición pública a una ley o una política adoptada por un gobierno. Debe ser consciente, pública y no violenta.

Vivimos bajo la autoridad del gobierno de turno, que es físicamente más fuerte, más listo y más capaz que la masa. Pero la masa somos personas con conciencia individual ¿no? Ésta no puede ser impuesta por ley.

banksy desobediencia civil

¿Un gobierno perfecto?

Igual que nos equivocamos todos, debemos suponer que el gobierno tiene ese defecto igualmente. Pero, si se equivoca ¿Qué pasa? Nada. Por lo tanto no debemos ser simples máquinas respondedoras a los estímulos impuestos de ese poder. Tenemos la capacidad, e incluso, el deber de intentar mejorar las cosas desde nuestra ínfima situación individual. Una de esas herramientas es la desobediencia civil. Si este comportamiento desobediente se vuelve masivo, puede llegar a sembrar la duda en los dirigentes… y finalmente dar un giro político, ¿difícil, verdad?

Aunque ahora suene marciano, no hace mucho hubo un tiempo en que era legal tener esclavos, encarcelar homosexuales, fusilar gente, etc… Y gracias a brotes de indignación en mentes influyentes, nacieron revoluciones que culminaron con cambios legales… El funcionamiento al fin y al cabo parece así de básico. ¿Qué leyes o cosas que hacemos ahora con normalidad, serán absurdas o vergonzosas en el futuro? ¿Pasará, verdad? ¿Gastar millonadas en ejércitos? ¿Tener familias reales viviendo patrocinadas? ¿Vivir controlados por los bancos?… Vaya usted a saber.

Tu gesto de desobediencia civil

Sí, es un delito, pero también es un derecho (aunque tendrás que pagar una multa generalmente). Vamos al grano, ¿Cómo comenzar a ser desobediente? Por ejemplo: NO PAGAR por la nueva ley del euro por receta (que me parece el colmo del cinismo por parte de tanto mangante con corbata, a los que tenemos que pagar sueldos millonarios entre todos).

Es un acto de D.C. bastante fácil, provoca un pequeño delito fácilmente asumible (20 céntimos) y la maravillosa sensación de luchar por un futuro mejor para todos. Decir a los políticos que antes de quitar un euro a los enfermos, quizás sería mejor quitar tanta administración duplicada, tanto cargo subvencionado fantasma, tanto favor a los bancos, tanta corrupción masiva que tenemos… que eso sí que nos cuesta un huevo a todos.

Para no pagar el euro por receta necesitas: Receta, DNI (y fotocopia) y Tarjeta sanitaria. Para no enrollarme más, os dejo la GUÍA PARA NO PAGAR EL EURO POR RECETA. ¡Desobedezcan amigos!

91 172 7204