Ya lo dijo Mark Renton (el genial protagonista Trainspotting):

“Elige la vida, elige un empleo, elige una carrera, elige una familia, elige un televisor grande que te cagas, elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la sal, colesterol bajo y seguros dentales, elige pagar hipotecas a interés fijo, elige un piso piloto, elige a tus amigos…”

¿Asqueado del trabajo? ¿Asqueado de la vida? Los viernes yo me siento un poco así. Menos mal que llega el fin de semana y se me pasa.

Para cuando os venga el bajón existencial, un consejo: poneros este temita de los siempre geniales Chemical Brothers y a vivir feliz.

Estos químicos chiflados llevan partiendo la pana desde hace unos cuantos años. Británicos, como casi todo lo bueno en la música, lanzaron su primer disco en 1995 (antes se llamaban Dust Brothers, pero tuvieron que cambiarse el nombre al haber otro grupo estadounidense con el mismo nombre).

Su historia profesional es una secuencia incasable de hits bailongos (Life is Sweet, Setting Sun, Push the Button, Hey Boy Hey Girl, The Salmon Dance, etc, etc, etc). Con un estilo muy personal, son, junto con The Prodigy y Fat Boy Slim, los creadores Big Beat. Música electrónica molona a medio camino entre el funk, el hip hop y el house. Vamos, que hay pocas cosas más cañeras que esto.

Señores, ¡tengan ustedes buen fin de semana!

91 172 7204