Confesarlo. Alguna vez, en algún momento, habéis deseado no tener costillas flotantes y ser más flexibles que una lombriz. Me temo que, aunque os alimentéis toda una vida a base de gelatina, no vais a conseguir vuestros oscuros propósitos.

Sólo un ADN a base de chicle y muchas horas de entrenamiento os permitirán hacer cosas como estas:

El amigo Arthur Cadre y su singular bailoteo están dando la vuelta a medio mundo gracias a internet. Esta mezcla entre breakdance, fantásticos equilibrios y retorcidos movimientos, llegó a ser portada de The Huffington Post el pasado octubre.

El vídeo es una oda a la belleza plástica del artista. Acompasado por la canción “Sail” del grupo Awolnation (un pelotazo digno de aparecer en la sección “temazo del viernes”), el vídeo ha sido producido y editado por un tal Alex Yde. La pieza se titula “Break ton Neck” o, para los de la EGB, “romperte el cuello”. Desde la grabación de este vídeo no se ha vuelto a saber nada del pobre Arthur…

91 172 7204