Yo no soy de ver mucho la televisión, y menos en los tiempos en los que corren, pero he de reconocer que entre tanta telebasura hay cosas curiosas.

Uno de esos programillas curiosos es America’s Got Talent. Uno de esos típicos shows americanos, máximo exponente de la cultura freak en la que vivimos actualmente. De vez en cuando merece la pena echarle un vistazo para admirar la fascinante diversidad de la caprichosa naturaleza.

Os vais a poder encontrar de todo (y cuando digo de todo, es de todo) pero, de vez en cuando, sale alguna perla con verdadero talento.

Bobby Badfingers, es una de esas personas admirables. Un tipo excéntrico con bigote de postín y “look” ochentero que tiene la fantástica habilidad de chasquear los dedos a una velocidad increíble.

El tío apareció en AGT hace unos años, dónde estuvo a las puertas de ganar, y desde entonces su carrera profesional como artista de varietés se ha disparado. Hay que reconocer que el tío ha sabido montárselo bien haciendo sus pinitos musicales, y sobre todo vendiendo todo tipo de parafernalia de merchandising: kit completo de bigotazos, muñequitos a su imagen y semejanza… y, lo que me ha dejado anonadado, incluso colonia para machotes.

91 172 7204