Si hace unos meses os hablábamos de The Little People Project, volvemos a divertirnos con otro trabajo de hombres pequeñitos.

Esta vez el “culpable” es Keith Loutit y su Small Worlds Project. Un fotógrafo australiano que se ha hecho mundialmente gracias a la combinación de un técnica fotográfica artística: el timelapse y el uso de unas lentes especiales conocidas como “tilt & shift”. El timelapse o fotografía a intervalos se logra haciendo una prolongada secuencia de fotografías estáticas a lo largo de un periodo más o menos largo de tiempo desde un mismo punto y posteriormente reproduciéndolas en vídeo generando un efecto “fast motion” a lo Benny Hill. La segunda técnica produce imágenes con poco profundidad de campo y una extraña sensación de miniaturas.

Keith Loutit saltó a la fama cuando gracias a un concurso creativo organizado por Youtube fue invitado a exponer su obra en el museo Guggenheim de Nueva York. Todo fue gracias a este vídeo titulado Bathtub IV. Desde entonces Keith, se ha dedicado a viajar por el mundo y captar la esencia de cada región con su cámara. Podéis ver algunas otras de sus creaciones en su web. El simpático efecto “juguete” de sus vídeos, acompañado de una bien elegida música hacen que cada uno de ellos sea una auténtica joya.

Os dejamos los que más nos han gustado a nosotros.

91 172 7204